10 soluciones para aliviar y prevenir afecciones en los pies

Soluciones para aliviar los Pies

El 72% de las españolas reconoce sufrir problemas de pies. Muchas de ellas se resignan a sufrirlos porque creen que es algo normal. Sin embargo, nuestros especialistas te comentan soluciones para aliviar y prevenir las afecciones comunes:

¿Te han salido rozaduras o ampollas en los pies?

Desinfecta. Pon los pies en remojo en agua tibia durante 5 minutos. Si hay alguna herida desinfecta la zona y deja secar los pies al aire libre.

Si tienes ampollas procura dejar los pies al descubierto durante el mayor tiempo posible y no intentes reventarlas, ya que se pueden infectar.

Para mejorar. Si vas a ponerte un zapato, elige uno que sea ancho y no te roce. Antes de calzarte tapa la zona afectada con un apósito.

¿Los sientes los pies cansados?

Oxigénalos. Si se te cansan los pies al final del día elévalos 10 minutos para activar la circulación.

Aplica frío. Se recomienda una bolsa de gel frío durante cinco minutos.

¿Sufres de hongos en los pies?

Si es leve. Si los hongos han invadido menos de media uña un esmalte de uñas antimicótico puede solucionarlo.

Si afecta a más uñas puedes requerir medicación oral. Lo más nuevo es tratarlo con láser.

¿Se te hinchan los pies?

Si te ocurre solamente en verano lo más probable es que se deba al aumento de las temperaturas. En estos casos, sumergir los pies en agua fría te ayuda a rebajar el edema. También te aliviará digerir el chorro de agua fría en la ducha hacia los pies.

¿Tus talones de tus pies están ásperos?

Se pueden utilizar piedras pómez para quitarlas, una buena pedicura en un centro. Tras limar hay que hidratar bien la zona para que no vuelva a salir.

¿Tienes verrugas en los pies?

La verrugas plantares a diferencia de las del resto del cuerpo, sí  pueden resultar dolorosas. Como es un lugar de presión suelen aplanarse y se producen microsangrados. Se eliminan con láser o criocirugía.

¿Te salen grietas en los pies?

Entre los dedos: se deben al exceso de humedad y se trata con antisépticos.

En los talones: en este caso se deben a la sequedad y hay que hidratar. Las pomadas cicatrizantes ayudan.

¿Te duele el talón del pie?

Hacer ejercicio relaja las tensiones de la fascia (el recubrimiento que hay en la planta del pie, bajo la piel) y alivia así el dolor.

Siéntate descalza y apoya los pies. Haz rodar una botella pequeña de agua congelada con la planta del pie.

¿El problema son los callos en tus pies?

Debes visitar al podólogo para que los trate, pero puedes colocar en ellos protecciones que disminuyen la presión y el dolor.

¿Los juanetes te ocasionan muchas molestias en los pies?

Para reducir las molestias hasta recibir un tratamiento adecuado te ayudará utilizar zapatos o sandalias amplios, que reducen la fricción en la zona. Si tienes que usar zapatos cerrados, los de piel muy suave son los que más vas a tolerar en este caso.

El juanete aparece en muchas ocasiones por estar apoyando mal el pie. A veces, con solo corregir este aspecto se logra solucionar el problema. Cuando el juanete está muy desviado o causa mucho dolor se suele recurrir a la cirugía, que ha avanzado mucho en los últimos años.

GESVITAL ha creado un tratamiento para pies magnífico que ayuda a evitar estos daños y los recupera plenamente: https://gesvital.com/salud-belleza-manos-pies/

Leave a Reply