Si hemos oído hablar de ultrasonidos, la cavitación es un gran avance tecnológico, basado en esta técnica. Cavitar es el paso de los desechos licuados de nuestro organismo a gas.

La “dermocavitación o ultracavitación” es el desarrollo de ultrasonidos de bajísima frecuencia que produce, mediante ondas mecánicas, una presión y descompresión directa sobre los adipocitos, y provoca la degradación de grasas y celulitis, sustituyendo, en muchos casos, a las intervenciones quirúrgicas de liposucción.

Se trata de unas ondas muy efectivas con resultados visibles en una sola aplicación.  Aumentan la temperatura basal y fluidifican desechos a nivel interno, incluso en las capas más profundas, o sea, la grasa que lleva más tiempo instalada en el organismo. Como resultado, se consigue disminuir el panículo adiposo y  un adelgazamiento sin flacidez.

Entre sus indicaciones y beneficios:

  • Reductor de Volumen general y local
  • Remodela la silueta
  • Alisa la piel de naranja
  • Reactiva la circulación
  • Elimina grasas localizadas
  • Corrige alteraciones estéticas…

 Contraindicaciones:

  • Enfermedades: procesos cancerígenos, cardiovasculares, marcapasos…

Se trata de un gran avance en el sector Salud/Estética, que contribuye a la calidad de vida y bienestar de las personas.

 

Más información: http://gesvital.com/tratamiento-reductor-reafirmante/

Leave a Reply

Call Now Button