Cómo evitar la flacidez en brazos y muslos

Las dietas muy reestrictivas y desequilibradas que producen una pérdida de peso importante en muy poco tiempo conducen a la aparición de flacidez (sobre todo en piernas y brazos)debido a la pérdida de agua y masa muscular que producen, en lugar de eliminar grasa. Pero siguiendo una dieta equilibrada y con unas “reglas” sencillas puedes evitarlo.

Una clave que evita el deterioro de la piel: 

Para impedir que la piel pierda flexibilidad y se vuelva flácida debes frenar la pérdida de agua cutánea. Por eso, para que tu piel no pierda turgencia debes estar bien hidratada.

Cuatro reglas para reforzarla y evitar así la flacidez:

Si sigues estas reglas, a medida que vayas perdiendo peso, tu piel se irá adaptando a la nueva situación, será capaz de adaptarse y se verá turgente.

1. Elige ingredientes que te aporten antioxidantes para evitar la flacidez.

Esto no solo te ayudará a proteger la salud, sino que mejorará la firmeza y el aspecto de tu piel. Para asegurarte un buen aporte de estas sustancias, debes incluir alimentos ricos en vitamina C, betacarotenos y cinc.

Toma al menos 3 frutas y 2 raciones de verduras al día. Con esto garantizas la cantidad de estos nutrientes y otras muchas sustancias antioxidantes. Además, si intentas combinar alimentos de colores diferentes (por ejemplo, preparando ensaladas vistosas) garantizarás el aporte de todas las vitaminas sin excepción.

Y no olvides otros ingrediententes que ayudan. Recuerda añadir a tus menús cereales integrales, legumbres, frutos secos y aceite de oliva virgen, que también te aportan numerosas sustancias antioxidantes.

2. Que no te falten ácidos grasos esenciales.

Son nutrientes básicos para que la piel se mantenga elástica y bien nutrida por lo que contribuyen a combatir la flacidez. Los obtienes con el pescado (especialmente azul), los futos secos (sobre todo las nueces) y los aceites de oliva y de semillas.

3. Muévete un poco para mantener la tersura.

Es fundamental para que la piel conserve su firmeza. Con un mínimo de 30-40 minutos de ejercicio tres veces por semana mejorarás la oxigenación de las células de tu cuerpo, aunque sería mucho mejor que caminaras media hora todos los días.

4. Acudir a un centro médico estético

En Gesvital te proporcionamos, desde hace 28 años, la tecnología y los profesionales necesarios para poder tratar casos de flacidez. Tratamiento totalmente personalizado e innovador. Bajo diagnóstico previo.

Leave a Reply