6 plantas que te ayudan a respirar mejor

By 27 noviembre, 2017Salud

Convierte tu despensa en un botiquín natural a base de 6 plantas medicinales que te ayudarán a fortalecer los pulmones y evitar afecciones respiratorias:

Eucalipto

Los alveolos de los pulmones expanden la acción desinfectante y antiséptica del aceite esencial de esta planta a todas las vías respiratorias.

Aporta: Cineol, eucaliptol, limoneno y felandreno forman parte de su aceite esencial, que además de ayudarnos a respirar mejor contribuye a que podamos eliminar la mucosidad y aliviar la inflamación de garganta.

Cómo tomarlo: En infusión, vierte una cucharada de hojas secas en una taza. Incorpora agua hirviendo y tapa. Deja reposar 10 minutos y cuela.

Contraindicado:Si padeces de úlcera péptica y gastritis.

Tomillo

En la antigua Grecia Hipócrates lo aconsejaba tomar para las infecciones.

Aporta: Su aceite esencial (compuesto principalmente por timol y carvacrol) y sus flavonoides (luteolina, apigenina, naringenina,…) lo hacen una hierba con un claro efecto expectorante y antiséptico, que ayuda a combatir las infecciones respiratorias y a expulsar la mucosidad. También contribuye a calmar la tos y a combatir la molesta congestión nasal. Además, puede usarse de forma preventiva para evitar gripes y resfriados.

Cómo tomarlo: La dosis y la forma de preparar la infusión es la misma recomendada para el eucalipto. Si la endulzas con un poco de miel su efecto antiséptico será aún mayor. Y si incorporas, también, unas gotas de zumo de limón, potenciarás su poder desinfectante, algo muy útil si te duele la garganta debido a una infección.

Regaliz

El regaliz actúa como un antibiótico natural.

Aporta: Las saponinas presentes en el rizoma y las raíces son el principio activo responsable de su efecto expectorante. Estas sustancias, por tanto, ayudan a expulsar el moco con más facilidad. El regaliz también protege la mucosa inflamada y disminuye la tos.

Cómo tomarlo: Hierve, durante 3 minutos, una cucharada de raíz de regaliz por cada taza de agua. Aparta del fuego,tapa y deja reposar 5 minutos. Cuela y,si lo deseas, endulza con miel. Puedes tomarla 3 veces al día (no más de 4-6 semanas).

Llantén

Algunos piensan que es una “mala hierba” de nuestros prados, pero sus virtudes son muchas.

Aporta: Los mucílagos de sus sumidades aéreas (los tallos, hojas y flores) actúan como emolientes, es decir, calman, suavizan e hidratan la mucosa respiratoria. Por ello se recomienda en caso de bronquitis.

Cómo tomarlo: Se suele tomar en infusión, solo o combinado con otras plantas para el tratamiento de catarros y la tos (por ejemplo, con tomillo y gordolobo). Se prepara igual que las de eucalipto y tomillo.

Gordolobo

Sus flores y hojas son muy eficaces para despejar los pulmones y combatir la inflamación.

Aporta: Su efecto es similar al del llantén, porque también contiene mucílagos. Pero además de suavizar la mucosa respiratoria, tiene un destacado poder expectorante, antitusivo y antiinflamatorio. Todo ello la hace una planta muy recomendable para combatir los catarros. Se dice, incluso, que oler el polvillo de sus hojas y flores favorece el estornudo (y, con él, la expulsión de los microorganismos que pueden acatarrarnos).

Cómo tomarlo: Se prepara igual que la mayoría de infusiones pero lo que sí cambia es la dosis: solo se deben tomar 2 al día (una taza cada 12 horas).

Orégano

Es muy popular como condimento, pero también puedes usarlo en infusión.

Aporta: Su efecto es muy similar al tomillo (también contiene timol, carvacrol y flavonoides). Para beneficiarse de sus efectos (expectorante, antitusivo, antiséptico y desante) se usan las ramas con flores.

Cómo tomarlo: La dosis y la forma de preparación de la infusión es la misma que en el eucalipto, el tomillo…Para que tenga un sabor más suave, puedes combinarla con otras plantas como el hinojo, la manzanilla, el anís verde…

Leave a Reply