Alopecia femenina, causas y soluciones

By 10 marzo, 2020Sin categoría
alopecia femenina

Con los años, la alopecia se ha convertido en un problema para la sociedad actual. Es común conocer casos de hombres a los que, por diversas causas, les afecta la alopecia. Sin embargo, lo que mucha gente desconoce es que la alopecia también puede afectar a las mujeres.

Aunque a primera vista parezca algo inofensivo y temporal, la alopecia femenina puede producirse por diversas enfermedades relacionadas con la alimentación, el estrés, los cambios hormonales, etc. Pero además, la alopecia puede afectar de manera significativa al estado anímico y la autoestima de las mujeres y hombres que lo padecen.

Por qué aparece la alopecia femenina?

Existen diversas causas por las que la alopecia femenina puede aparecer. Es importante mencionar que no todas estas afecciones pueden llevar a la alopecia, y que si se nota algún tipo de síntoma, es importante acudir cuanto antes a un especialista capilar.

Cambio estacional: Los cambios bruscos de temperatura desequilibran todo nuestro cuerpo, provocando que aumenten los casos de constipados, gripes y alergias. El cabello, por supuesto, no se libra de estos cambios, por lo que también se puede ver afectado y culminar en una caída más severa de lo normal. Además, con las estaciones, también viene el cambio de cabello; los humanos, de igual forma que los animales, cambiamos el pelo y suele ser en octubre y otoño cuando éste cae con más frecuencia.

Herencia genética: La genética es la principal causa de la alopecia tanto en hombres como en mujeres. Es muy común que la alopecia se herede entre familiares, pero a diferencia de lo que la mayoría de gente cree, las mujeres también pueden heredar la alopecia de su madre o padre, aunque es menos común.

Factores hormonales: Los cambios hormonales son los culpables de muchas condiciones que afectan a las mujeres. Por supuesto, el cabello no se libra de estas afecciones y puede acabar cayéndose si no se trata correctamente.

Embarazo o lactancia: De igual forma que los cambios hormonales, el embarazo o la lactancia también supone un cambio brusco en el organismo de la mujer, pudiendo desencadenar una alopecia si no se trata correctamente.

Menopausia: La menopausia es otra afección hormonal que puede provocar cambios bruscos en nuestro organismo. Por supuesto, uno de los grandes cambios que puede ocasionar, es el debilitamiento y caída del cabello.

Estrés: Los nervios, la falta de sueño, etc. afectan más fuertemente a nuestro organismo de lo que normalmente se cree. Si no se tiene un correcto control emocional y psicológico, es muy probable que empecemos a notar cambios negativos en nuestro cuerpo; uno de los más importantes, por supuesto es la alopecia.

Dieta desequilibrada: Somos el reflejo de lo que comemos. Por supuesto, si tenemos una mala alimentación, se verá negativamente reflejado en nuestro exterior. No solo en el pelo, si no que las uñas, piel, etc. se verán perjudicados.

Tintes de pelo: Los tientes de pelo no afectan directamente a la caída del cabello, pero los químicos que lo componen sí provocan que el pelo se rompa, esté quebradizo y se parta, sobretodo los tintes decolorantes.

Rayos UVA: Del mismo modo que el caso anterior, los rayos UVA no afectan directamente en la alopecia, pero sí sobre el cabello. Al igual que en la piel, puede provocar resequedad y decoloramiento del cabello. Además, afecta a las puntas abiertas e incluso puede provocar quemaduras en el cuero cabelludo.

Tratamientos para la alopecia femenina

En la actualidad, existen diversos tratamientos para tratar la alopecia femenina adaptados a todo tipo de casos individualmente. Cada persona es un mundo y las afecciones que provoquen la alopecia también lo son. Es por ello que es recomendable acudir a un especialista para determinar a ciencia cierta cuales son las causas que están provocando la alopecia, y las posibles soluciones.

Algunos de los tratamientos para luchar contra la alopecia que recomendamos son:

Mesoterapia capilar: Se trata de un tratamiento que combina diferentes activos ultra concentrados que penetran directamente en la raíz del cabello. Esto se consigue mediante unas pequeñas incisiones en el cuerpo cabelludo.

PRP plasma capilar: El plasma es una sustancia que se encuentra en nuestra sangre, por lo que el donante es el paciente. Es por ello que no es posible ningún tipo de rechazo. El tratamiento se inyecta directamente en el cuero cabelludo y acciona en la raíz del cabello.

Trasplante capilar: En el caso más extremo donde el cabello no se pueda recuperar mediante la estimulación, existe la posibilidad de realizar un trasplante capilar. Gracias a la técnica FUE, es posible realizar un injerto capilar donde el donante es el propio paciente y la zona donde se extrae el cabello queda prácticamente intacta, evitando por completo cualquier tipo de cicatrices.

En gesvital somos expertos en alopecia femenina y masculina. Contamos con quirófanos propios y gran diversidad de aparatología avanzada para ayudar a todas las mujeres con alopecia a recuperar su autoestima y el físico que tanto les representa.

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda.

Leave a Reply