4 Consejos para evitar los “calambres” de las piernas

By 8 enero, 2018Salud

Normalmente podemos mover los músculos a voluntad, pero en ocasiones se producen contracciones involuntarias que, sin previo aviso, los ponen en tensión y eso provoca dolor. Suelen aparecer en pantorrillas y muslos, en la planta o los dedos de los pies, y ocasionalmente en hombros, manos o abdomen. Pueden durar segundos o minutos. A continuación te contamos 4 consejos para poder evitar los calambres en las piernas:

1.Para y estira

Si tienes un calambre cuando estás haciendo deporte, lo primero que debes hacer es detener la actividad en ese mismo momento, realizar un estiramiento pasivo, continuado de un masaje suave. Procederemos, además, a rehidratarnos con líquidos que nos aporten agua y electrolitos. El problema no es practicar demasiado ejercicio para la media, sino demasiado para nosotros mismos. Debemos elegir la dosis de deporte adecuada para nuestra condición física, ya que la fatiga muscular es un gran desencadenante del calambre.

El calambre se produce muchas veces durante el sueño. Para que no suceda, debes calentar siempre antes de hacer deporte, acabar con una rutina de estiramientos e hidratarte correctamente. Si aún así te sorprende en la cama(sucede también con relativa frecuencia durante el embarazo), hay que hacer estiramientos de los músculos.

2.Masaje

Te aliviará darte un masaje en la zona lesionada. Aplica una o dos gotas de aceite de estragón, diluidas en una cucharada sopera de aceite de árnica. Masajea el músculo de modo superficial primero y después más profundo: http://gesvital.com/masajes/

3.Calor

También puede ayudar aplicar calor local justo después del calambre. Una bolsa de agua caliente o un cojín térmico de semillas ayudan a relajar los músculos contraídos.

4.Agua

Un músculo convenientemente hidratado está menos expuesto a los calambres. Hay que beber al menos 1,5 litros de agua al día. También se recomienda la tónica, porque contiene quinina.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply