Quédate con la fórmula. Mente sana más cuerpo sano, igual a persona bella

Ser bello de una forma integral significa serlo por fuera y por dentro. No se debe descuidar el espíritu, pues, reflejamos lo que somos y el estado anímico en el que nos hallamos.

Cuidar nuestro cuerpo por dentro con la correcta alimentación, el ejercicio y todas esas pautas ya de sobra conocidas por todos está muy bien, pero, el espíritu no se debe descuidar, y sin embargo, a veces ocurre. El estrés, las preocupaciones, los enfados, los problemas, la desidia, el abandono, la tristeza, el mal humor, van haciéndose un cúmulo hasta llegar al punto de malacostumbrarnos a todo ello. El organismo sufre, y lo demuestra de manera física somatizando todo eso en forma de enfermedades, brotes, y malestar –comprobado que influye en la flacidez del cuerpo y hasta aparecen estrías, Eso, por no decir que quienes nos rodean son víctimas directas de nuestro estado de ánimo.

Para controlarlo, a veces es imprescindible reordenar nuestra vida y nuestras costumbres. Pero no solo de “cara a la galería” sino que por dentro también debemos poder colocar todos esos sentimientos y aprender a controlarlos y gestionarlos.

Con la ayuda de un experto, como los que se pueden encontrar en Gesvital, y mediante un tratamiento anti-estrés, como una terapia “psico-fisoterapéutica”, será de gran ayuda., con control, incluso online. Para aprender a superar obstáculos, sentirse mejor con uno mismo y con los demás, alcanzar metas, y estar en plena forma físicamente para afrontar cualquier eventualidad”.

Y porque un cuerpo sano, encierre una mente sana.

 

Leave a Reply