¿Qué hormonas te hacen engordar?

Chica sorprendida con las hormonas que engordan

Cosas que no sabias de las hormonas

Saber cuáles son y qué efectos tienen sobre tu organismo es primordial.

  • Hormonas tiroideas. Tiroxina y triyodotironina

No bajas de peso y no sabes por qué, ya que comes poco y haces ejercicio regular. Consulta con tu médico porque la causa puede ser el hipotiroidismo.

Las responsables del metabolismo son la tiroxina y triyodotironina y, cuando la secreción de dichas de dichas hormonas disminuye, este se ralentiza. De modo que, con los mismos hábitos de vida, quemas menos calorías y empiezas a subir peso.

Si sospechas que es tu caso, hay otros síntomas que tamnién denotan un desequilibrio hormonal en la tiroides, como fatiga, piel seca e intolerancia al frío.

Consejos:

Análisis de sangre: El endocrino te lo pedirá para poder hacer un diagnóstico y establecer luego, en función del resultado, cúal debe ser el tratamiento.

Yodo y selenio: Para estimular la correcta producción de hormonas tiroideas consume minerales como yodo(sal marina, marisco) y selenio(nueces, trigo integral).

  • Hormona del hambre. Ghrelina

Es la responsable de la sensación de hambre y se sabe que las personas que siempre sienten apetito, incluso tras haber comido, y por tanto con problemas de peso, tienen niveles bajos de ghrelina en sangre comparado con personas que tienen un peso óptimo.

Apatía, soledad, nostalgia disparan la ghrelina y hacen que busquemos consuelo en la comida, sobre todo en alimentos grasos o azucarados.

Tras una dieta hipocalórica también aumentan sus niveles y provoca un “efecto rebote”, haciendo ganar más kilos de los perdidos.

medicina estetica madrid descuento

Consejos:

No pases hambre: La ghrelina crece con el ayuno. Divide tus comidas en cinco tomas y saboréalas bien para saciar los receptores del placer. Evitarás picotear.

Ríe, anda y sociabiliza: Para contrarrestar las emociones negativas mantente activa: queda con amigas, ve al gimnasio o sal a correr, ponte una peli divertida,…

  • Hormona del estrés. Cortisol

Cuando sufres nervios aumenta tu nivel de cortisol, que hace que tu cuerpo sea menos sensible a la leptina, hormona encargada de hacerte sentir saciada. A la vez, liberas el neuropéptido y, una sustancia química inductora del deseo por los carbohidratos.

Por esta razón picas a deshora y sin control para disminuir la tensión que sientes obteniendo el “confort” perdido a través de los alimentos.

Las células de grasa abdominal son más vulnerables a la hormona del estrés comparadas con otras zonas, por eso engordas más en el vientre.

Consejos:

7-8 horas de sueño: Si a tu cuerpo le falta descanso, puede segregar hasta un 50% más de cortisol y se altera el apetito. Dormir es fundamental para tu línea.

Desayuna plátano: El triptófano es un aminoácido con efecto relajante presente en el plátano, leche y avena, alimentos con los que preparar un desayuno antiestrés.

  • Hormonas femeninas. Estrógenos y progestágeno

Estás más hinchada y con antojo de chocolate, además de irritable. Son síntomas del desequilibrio estre estrógenos y progestágenos, justo antes de la menstruación. En “esos días” también baja el nivel de serotonina, la hormona del bienestar.

La retención de líquidos es consecuencia de este desajuste hormonal, que también altera los niveles de glucosa en sangre (de ahi las ganas de dulce).

También se da en la menopausia, cuando el organismo deja de producir estas hormonas y muchas mujeres engordan pese a comer lo mismo o menos.

Consejos:

Fibra diurética: Aprovecha el poderoso efecto de alimentos como la alcachofa, el apio o la pera: sacian y eliminan el agua sobrante del organismo sin engordar.

Toma más potajes: o ensaladas frías de legumbres, porque estos alimentos son ricos en fitoestrógenos que ayudan a calmar las hormonas femeninas.

Leave a Reply