embarazo nutricion

Embarazo y nutrición

Durante el embarazo y la lactancia tu alimentación debe ser más completa, variada y equilibrada para garantizar tu salud y la de tu futuro bebé.

Por ello se recomienda:

Reducir el consumo de alimentos calóricos: dulces, bollería, grasas (mantequilla, margarina), embutidos, carnes grasas y bebidas azucaradas. Una embarazada debe realizar 3 comidas diarias, que se pueden ampliar a 5 o 6, tomando tentempiés sanos. El peso aumentará entre 10 y 12 kilos. El sobrepeso podría suponer un riesgo para tu salud y la de tu bebé.

Incluir en la dieta alimentos de todos los grupos: verduras, hortalizas, frutas, legumbres, huevos, lácteos bajo en grasa, cereales y sus derivados (pan, arroz, pasta) preferiblemente integrales, pescados y carnes magras. A partir de la segunda mitad de la gestación, las necesidades energéticas aumentarán entre 250 y 300 calorías extra diarias.

Aumenta la ingesta de líquidos: agua, infusiones, caldos, zumos de frutas no azucarados y bebidas sin alcohol. Durante el embarazo es necesario aumentar entre 0.5 y 1 litros de ingesta diaria de líquidos debido a la expansión del volumen plasmático y que el 90% de la leche materna es agua.

Consumir alimentos ricos en ácido fólico, calcio y hierro: verduras de hoja verde, frutas como la naranja o el plátano, legumbres, cereales y cerveza sin alcohol te pueden aportar ácido fólico. Los lácteos son ricos en calcio. Los alimentos que contienen hierro son las legumbres, espinacas y acelgas, huevos, pescados, carnes y mariscos como berberechos y almejas.

Leave a Reply