Librarte de la obesidad es una decisión de valientes. Disciplina y profesionales, tus compañeros de camino

Parte de nuestra condición física es heredada, o sea pura genética. Aunque nuestros hábitos y otra serie de factores son claramente influyentes y condicionan ésta, sí que es cierto que ese factor genético está ahí, y aunque no se puede cambiar, se puede superar.

En el caso de obesidad de larga duración, mórbida o crónica, es aconsejable hacer un estudio genético para observar qué es exactamente lo que nos está impidiendo estar en un peso adecuado.

Hacer frente a la obesidad es algo que va más allá de alcanzar una armonía estética, de responder a los cánones de una sociedad, a veces injusta y exagerada en sus ideales de perfección. Se trata de otra cuestión más que de hallar una meta saludable. El cuerpo es nuestra verdadera casa en la que vamos a vivir siempre y cuanto mejor sea su estado y más calidad tenga, mejor será nuestra vida.

Es una de las razones por las que se debe acudir a un instituto médico estético, pues es un problema importante a tratar y para ello, un grupo profesional y con experiencia, es la mejor solución.

Un estudio genético, descubrir una intolerancia alimentaria que será tratada de inmediato, un tratamiento personalizado con un coacher, son algunos de los caminos a seguir para luchar contra la obesidad.

Cuando se ha logrado la meta, y ha desaparecido el exceso de peso, cuando mirando atrás se descubre que la pesadilla del sobrepeso ha desaparecido gracias al autocontrol y a la ayuda inestimable de profesionales, se vive el presente con plenitud y el futuro ofrece un horizonte lleno de posibilidades.

Para mantener esa realidad es necesario crear hábitos y realizar seguimientos nutricionales. Fundamental es adecuar la alimentación y la actividad a cada etapa de la vida que esté aconteciendo. Un embarazo, una persona con trabajo sedentario, o por el contrario con un gran desgaste, un deportista, un joven o un anciano. Por esa razón descubrir las claves adecuadas a veces no es tarea fácil y menos aún si anteriormente se ha pasado por una etapa de sobrepeso u obesidad con una carga genética.

Recuerda que “querer es poder”. Las herramientas de decisión para controlar importantes aspectos de tu vida las tienes tú. Y un equipo de profesionales te espera con los brazos abiertos para acompañarte en tu camino de valentía y compartir la ilusión de tus logros.

Leave a Reply