Las 4 cosas en que se fijan las mujeres ante el espejo

mujer delante espejo

El espejo es imprescindible en nuestro día a día, antes de salir de casa siempre nos echamos un vistazo para ver con qué aspecto vamos a encarar la jornada y según la impresión que recibamos de nuestro reflejo podemos inyectarnos una buena dosis de energía y sentirnos más activas o motivadas. Está claro, para sentirnos bien ayuda mucho el verse bien. ¿Pero cuáles son las cosas en que nos fijamos cuando nos miramos al espejo y que hacen que suba nuestro estado de ánimo?

1. La luminosidad de nuestro rostro
Una piel bonita y luminosa, con un tono homogéneo, no solo nos hace sentirnos atractivas sino que también es signo de buena salud y este es el mensaje que emitimos a nuestro entorno. Los demás nos verán como personas más saludables y vitales.
Para devolver la luminosidad a nuestro rostro y recuperar un tono homogéneo el otoño y el invierno son las mejores épocas para recurrir a los tratamientos más adecuados como el peeling o el fotorejuvenecimiento.

2. El vientre
El estado de nuestro vientre también influye mucho sobre nuestro estado de ánimo. Un vientre hinchado nos hace sentirnos más pesadas e incómodas, incluso a veces irascibles y doloridas. El vientre hinchado puede deberse a unos malos hábitos dietéticos, posturales o a cambios hormonales.
En todo caso, las causas pueden tratarse siguiendo los consejos de un buen nutricionista o recurriendo a un experto que nos ayude a eliminar la grasa localizada a través de la lipo sin cirugía.

3. Las cartucheras y los glúteos
Para muchas mujeres las cartucheras son una pesadilla y para la mayoría de nosotras son una de las cosas que solemos tratar disimular con nuestra ropa. Unas bonitas caderas y unos glúteos firmes se pueden conseguir con una dieta adecuada, ejercicio y un tratamiento personalizado. En este sentido, Gesvital ofrece tratamientos sin cirugía con resultados visibles desde la primera sesión.

4. El escote
El escote es uno de los rasgos de nuestro cuerpo que más se identifica con la feminidad. No solo es cuestión del tamaño de nuestro pecho, sino de cómo cuidamos la piel de esta zona, el tipo de sujetador que usamos y la forma del escote de las prendas de vestir que elegimos.
Es importante asesorarse para conocer qué tipo de sujetador es el más adecuado, no es raro encontrar mujeres que usan una talla o un tipo de copa equivocado lo que no las favorece en absoluto. Si además conocemos el tipo de prenda más apropiada para nuestra silueta vamos a potenciar nuestra feminidad lo que, como sabemos, nos va a hacer sentir mucho más contentas con nosotras mismas.
Si queremos remodelar o recuperar la tonicidad de nuestro pecho o incluso aportar más volumen desde Gesvital apostamos por tratamientos no invasivos y sin cirugía, con un  efecto de hasta una talla más.

Y tú, ¿en qué te fijas más?

Leave a Reply