Los cereales y semillas que te alargan la vida

cereales y semillas

Los Cereales y las semillas,

Lo cereales y las semillas tienen propiedades nutricionales que nos alargan la vida gracias a los diferentes nutrientes que nos aportan. Nuestros especialistas te lo comentan.

  • KAMUT

Es conocido por el nombre de su marca comercial, la denominación científica exacta es Triticum turgidum. Su contenido en gluten es bajo y se puede consumir como un arroz, con la diferencia de que los granos son bastante duros; para cocinarlos, es adecuado dejarlos en remojo durante la noche y cocerlos en una hora. CEREAL.

  • MIJO

Este antiguo cereal de sabor dulce se consume como el arroz tras una cocción de 20 minutos, sin remojo. Es recomendable para quienes siguen una dieta vegetariana ya que es una fuente de fósforo, magnesio y hierro. Y no contiene gluten, así que los celíacos lo pueden consumir. También favorece que la digestión sea más ligera. CEREAL.

  • BULGUR

Se obtiene a partir de la cáscara de trigo y destaca por su alto contenido en fibra. Puede ser un sustitutivo del cuscús tras una cocción de 15 minutos. Su consumo es habitual en países como Grecia, Turquía y en la zona de Oriente Medio. Podemos hacer una ensalada primaveral con bulgur, tomate, aceitunas negras y queso feta. CEREAL.

  • ESPELTA

El bajo índice glucémico de este cereal hace que su harina sea bastante consumida a través de pan, tostadas e incluso galletas. Sus granos, cuando se cuecen, adquieren una textura cremosa que los hacen sustitutivos del arroz para cocinar, por ejemplo, risotto. Se puede coger sin necesidad de remojo durante 45 minutos.

  • AMARANTO

Destaca por su concentración de lisina, una ventaja respecto a los cereales comunes. La lisina nos ayuda absorber calcio, a producir colágeno y a reforzar el sistema inmunitario. Su cocción es muy fácil: no requiere remojo y es rápida. El amaranto se hincha como las palomitas y se puede añadir a los cereales por la mañana. PSEUDOCEREAL.

  • QUINOA

Hay de diferentes tipos, como la real, la imperial, de un tono rojo, y la negra, de sabor más intenso. Es de la familia de las espinacas pero su textura la asemeja a los cereales. Rica en proteinas, contiene poco gluten. Su cocción es rápida y su sabor suave se adapta a muchas recetas. PSEUDOCEREAL.

  • CALABAZA

Las de calabaza en su versión tostada pueden añadirse directamente en las ensaladas. En otoño, cuando es época, pueden retirarse de la hortaliza y secarse en el horno a baja temperatura. También podemos hacer leche: batimos 250 mg de semillas con 1 litro de agua. Con esta leche, podemos elaborar sabrosos smoothies. SEMILLA.

  • TRIGO SARRACENO

Tostado, puede formar parte de la kasha, una receta típica de Rusia, que se elabora con agua o leche y azúcar, y equivale a las gachas. A esta base se añaden frutos rojos, bayas, etc. Su harina es ideal para elaborar creps por su toque a avellana y algo amargo. Además, no contiene gluten. PSEUDOCEREAL.

  • SÉSAMO

Solemos encontrarlas en el pan o en galletas. Sin embargo, también podemos consumir sésamo a través del hummus, la pasta de garbanzos, y también en formato aceite, muy sabroso, común en el sudeste de Asia. Estas semillas también pueden formar parte de salsas junto a aceites suaves. Son fuente de calcio, fósforo y hierro. SEMILLA.

  • ALPISTE

El mismo alimento que le damos a nuestro canario. Pero pelado, para que no nos cause dolor en las cuerdas vocales. “Si dejamos estas semillas en remojo durante 24 horas y luego las trituramos, conseguimos leche de alpiste”. Su consumo rebaja los niveles de colesterol. SEMILLA.

  • CÁÑAMO

Los chinos lo comen en el cine como si fueran palomitas. Son fuente de omega3,6,9 y se pueden tomar también en la ensalada. SEMILLA.

  • CHIA

Son una rica fuente de omega3. Además contienen proteína vegetal y antioxidantes, en especial flavonoides. También aportan calcio de vitaminas del grupo B. Para consumirlas, las dejamos en agua y la pasta resultante puede integrarse en el aliño de ensaladas o se puede tomar a cucharadas. SEMILLA.

Leave a Reply