Castañas, las “reinas” del otoño

Si te pedimos que pienses en alimentos típicos del otoño, probablemente la castaña aparecerá en tu lista.

MUY SALUDABLES

Una de las principales características de las castañas es su riqueza en hidratos de carbono de absorción lenta (en total suman un 41% de su composición). Esto las hace especialmente recomendables para tomar como tentempié entre horas.

  • Aportan vitamina C, que contribuye a que tu sistema inmunitario esté en perfectas condiciones (algo muy recomendable sobre todo en esta época). Para beneficiarte al máximo de su vitamina C cómelas en crudo (mastícalas bien para digerirlas mejor).
  • Las vitaminas E y del grupo B también forman parte de su composición. Ambas protegerán a tu cerebro del envejecimiento prematuro.
  • Son ricas en minerales como el potasio, que ayuda a que el organismo pueda utilizar mejor los hidratos de carbono. También aportan fósforo y magnesio, que mejoran tu rendimiento.

“Las castañas tienen menos grasa que la mayoría de frutos secos, lo que las hace una propuesta ligera y nutritiva. Además, son ricas en vitaminas y minerales”

CÓMO PREPARARLAS

Aunque lo habitual es tomarlas asadas, también puedes cocinarlas…

  • Hervidas

Cuécelas bien y añádelas como ingrediente de temporada en platos de arroz o como una original guarnición de carnes de ave.

  • En puré

Añade cebolla, hinojo y un poco de aceite de oliva y obtendrás una crema suave y aromática perfecta como entrante.

  • Postre

Las castañas pueden utilizarse para elaborar una mousse o como ingrediente de un bizcocho o de un flan de huevo.

Leave a Reply