4 Claves para disfrutar la vuelta a casa tras las vacaciones

Tras aprovechar nuestras vacaciones y disfrutar del sol, la playa y los chiringuitos, nos toca “la vuelta a casa”, un cambio al que tenemos que adaptarnos y que no siempre llevamos demasiado bien. Ahora los medios de comunicación nos hablan del síndrome post-vacacional, la dificultad de adaptarse de nuevo a “nuestro día a día” y a los cambios que ello supone. Sus síntomas son fáciles de identificar: desinterés, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tristeza… como suele decirse, “estar de bajón”.

En Gesvital te damos las 4 claves que te ayudarán a incorporarte con mayor energía y motivación a tu día a día:

1. Prepara tu vuelta

Volver al hogar unos días antes va a permitir restablecer paulatinamente el ritmo cotidiano (las horas de comida, las horas de sueño, etc).  Además te dará tiempo para poner en orden las tareas que tengas pendientes.

2. Realiza una actividad física gratificante

Cuando hacemos ejercicio nuestro organismo libera distintas hormonas que regulan nuestro estado de ánimo y que nos relajan, nos hacen sentirnos bien y alegres. Elige la que más disfrutes. Cada uno de nosotros tiene sus preferencias en cuanto a la actividad física: caminar, correr, nadar, hacer bicicleta, aerobic, bailes de salón, danza del vientre… ¿cuál es la tuya?

3. Ayúdate con una alimentación adecuada

Normalmente el verano es una época en que cambiamos nuestros hábitos alimentarios y nos permitimos ciertos excesos. Las dietas ricas en azúcar blanco, productos industrializados como la bollería o los aperitivos envasados, frituras, etc. acompañadas de un aumento del consumo de bebidas alcohólicas o bebidas refrescantes intoxican nuestro organismo afectando decisivamente tanto a nuestro estado de ánimo (cansancio, falta de concentración, menor rendimiento) como a nuestra silueta (retención de líquidos, celulitis, sobrepeso).

Para ayudar a tu organismo a liberar toxinas: No olvides beber suficiente agua, alrededor de dos litros a lo largo del día con el zumo de un limón para potenciar el efecto desintoxiante (en el caso de que no haya contraindicaciones).  Evita el estreñimiento: incluye alimentos ricos en fibra insoluble, la encontrarás en las harinas y cereales integrales, las legumbres, las verduras de hojas verdes, frutas (higos) frutos secos (almendras), fruta deshidratada (dátiles) y semillas (lino). Toma infusiones depurativas (cola de caballo).

Alimentos para subir el ánimo: Si introducimos en la dieta alimentos ricos en triptófano nuestro organismo tendrá unos niveles adecuados de serotonina, nos sentiremos más dinámicos y positivos. Podemos encontrarlo en alimentos como lácteos, cereales integrales, pescados, carnes magras y el cacao negro (nuestros expertos en nutrición recomiendan seguir estas pautas dentro una dieta equilibrada y siempre valorando las necesidades individuales de cada persona).

4. Cuida tu descanso

Respetar nuestras horas de sueño y descanso es un requisito imprescindible para mantener nuestros niveles hormonales apropiados, favorecer la desintoxicación del organismo y evitar el sobrepeso.

Dedícate un tiempo, puedes elegir entre multitud de actividades que pueden favorecer tu descanso: el yoga, la meditación, la relajación, los masajes, etc. Los tratamientos específicos antiestrés mejoran considerablemente nuestro estado de ánimo cuando el estrés es ocasional. Si se mantiene durante un largo periodo de tiempo se denomina estrés crónico y es posible que necesitemos otros recursos que apoyen los anteriores con ayuda de terapeutas profesionales, como la “psico-fisioterapia”.

El sueño reparador, tu mejor aliado: dormir bien y las horas adecuadas es fundamental para nuestro equilibro psíquico y físico, ya que es el momento en que nuestro organismo realiza muchas de las funciones reparadoras y libera hormonas que nos ayudan a estar activos y con buen estado de ánimo al despertar.

El equipo de expertos de Gesvital aconseja seguir estas recomendaciones para prevenir o, en su caso, combatir los síntomas que puedan aparecer en el periodo de adaptación post-vacacional y recuperar una óptima calidad de vida para disfrutar nuestro día a día.

Leave a Reply